La Isla Rebelde

La Isla Rebelde
Enlace para ver el video de la alocución del Héroe de la república de Cuba René González

Redes Sociales: 

  • Icono de enlace a Facebook
  • Icono de enlace a Twitter
  • Icono de enlace al canal de YouTube
  • Icono de enlace al servicio de RSS

Traducciones del sitio:

Logo de la publicación mensual de opinión y debate: La Calle del Medio
Logo de la Cartelera Cultural Cubana

Noticias

Avistamiento de delfines grises en Ciénaga de Zapata


Categoria: Medio Ambiente

Por: Yoslavi Jiménez Piñeiro
Fuente: Giron

Etiquetas: delfnes, cienaga de zapata, cuba, medio ambiente

Nunca imaginé que en mi vida vería un acontecimiento similar. Pero las cosas suceden cuando menos las esperamos, y el pasado 25 de junio pude contemplar de cerca cuatro magníficos ejemplares de delfines grises o calderones grises.Cerca de las 11 de la mañana algunos pescadores avistaron desde la orilla, varias aletas ­más grandes de lo acostumbrado.Alrededor de 10 cetáceos aparecieron en el horizonte, pero solo cuatro se acercaron a la ribera. Pronto llegaron los primeros curiosos, y Omar, un cenaguero de pura cepa y criado prácticamente en el agua, no lo pensó mucho y se zambulló en la playa. Le siguieron otras personas que se fueron sumando y na­daron entre ellos, mientras los más atrevidos subieron y hasta cabalgaron sobre sus lomos, aunque tampoco faltaron los que trataban de cooperar para que volvieran mar adentro. De todo un poco hubo ese día, lo que sí puedo asegurar es que fue un evento para no olvidar. Una vez al tanto de los sucesos, las autoridades ambientales del territorio, tampoco hallaban una explicación.“La migración de este tipo de mamíferos hacia el centro de la ensenada es una incógnita. Como se trata de una bahía profunda, hacia donde se dirigen las corrientes, es posible que estos cetáceos se hayan guiado por ellas y hayan tratado de emigrar hasta acá.“Sin embargo, no se puede asociar a ningún evento específico. Situaciones así solo han ocurrido en dos ocasiones, 20 años atrás”, dijo Yuliet González Méndez, Máster en Ciencias y especialista del Citma.Por las fotografías, los expertos de esa entidad reconocieron en la especie que nos visitó al calderón gris o delfín gris (Gram­pus griseus), odontoceto de la familia Delphinidae.Su nombre significa en latín "pez grande y gris", es colosal (3,5 m de longitud máxima y 350 kg de peso) que se reconoce por su cabeza globosa, y por las abundantes marcas alargadas de color blanco que, aunque parecen cicatrices, ya se encuentran presentes en los recién nacidos.A menudo, especialmente en los animales adultos, la coloración de la región cefálica es más clara que la del resto del cuerpo y, a distancia, algunos ejemplares pueden parecer blancos.Se alimentan, por lo general, de calamares y de pequeños peces. Son sociables y suelen reunirse en grupos de entre cinco y 30. Forman subgrupos constituidos por ejemplares del mis­mo sexo o de similar edad, hembras con crías…; pero la composición más común es de un adulto macho con cuatro o seis hembras, más varios juveniles.Los calderones grises suelen ser tímidos, no se acercan ni siguen a las embarcaciones, aunque en ocasiones se asoman verticalmente para observar lo que ocurre a su alrededor. Producen una amplia gama de sonidos, te­cleos­ de ecolocación y chillidos.Su distribución se ve afectada por fenómenos na­turales como El Niño, el cual puede provocar el desplazamiento de especies y en otros casos, la concentración de ejemplares.Ante un evento si­milar se recomienda evitar el contacto directo, pues se desconocen las causas que provocaron sus alteraciones.Se debe actuar con rapidez, solicitar apoyo y orientaciones especializadas y evitar que el delfín sea molestado. Tam­­poco debemos moverlos, ya que debido a su gran ta­maño, un movimiento inesperado de su cabeza o cola po­dría provocar lamentables accidentes.Quizás cerca haya algún aficionado a la fotografía, cuya instantánea permitiría identificar correctamente la especie y oficializar su reporte.También hay que impedir que el agua y la arena entren a través del espiráculo (abertura respiratoria que tiene encima de la cabeza). De igual forma, se recomienda hacer el menor ruido posible, para que no se asusten.Aunque fueron momentos de emoción y preocupación, dadas las imprudencias de al­gunos, la historia terminó felizmente para todos.Llegada la tarde, los cuatro ejemplares fueron escoltados por los guardafronteras hasta mar adentro y volvieron a em­prender su rumbo, diciendo adiós a la Bahía de Cochinos

Añadir Comentario

3 + 1 =

Enlaces de Interés

Tweets

Nuestros seguidores